1El corredor económico y logístico Tapachula – Ciudad Hidalgo, registra un elevado crecimiento en el movimiento de mercancías generado por el intercambio comercial México – Centroamérica y con ello, una elevada y creciente demanda de infraestructura, de servicios logísticos y de transporte. Este dinamismo constituye una atractiva oportunidad de inversiones y negocios en la conformación y operación, en la zona, de una plataforma logística de clase mundial.

2 La demanda de un centro logístico se origina en los elevados flujos de comercio exterior que pasan por el cruce fronterizo de Ciudad Hidalgo, Suchiate II, el cual constituye el principal punto de entrada y salida de mercancías de México con Centroamérica. Más del 85 % de las operaciones comerciales por vía terrestre entre México y Centroamérica se realizan por este punto. Las exportaciones de México tienen su origen en las zonas centro y norte del país, en particular en el Distrito Federal y los estados de México, Querétaro, Nuevo León y Jalisco. A nivel regional, el comercio con Centroamérica se genera principalmente en productos provenientes de las actividades agrícolas, ganaderas y mineras. Ambos flujos de producción y comercio abren la posibilidad de desarrollar actividades de valor agregado.

3Por su ubicación en la frontera sur del país, Ciudad Hidalgo ha tenido el rol de centro logístico en el que se consolidan los productos de exportación, a la vez que se desconsolidan las cargas de importación hacia diversos puntos del país.

4Las perspectivas de crecimiento de los flujos internacionales de comercio exterior y carga por esta zona son altamente favorables, con tasas de crecimiento superiores al 4 % anual en más de 1000 productos de exportación. Diversos estudios de los gobiernos de México y Chiapas, así como de instituciones financieras internacionales, han detectado esta área como un eje principal para la comercialización y distribución de productos hacia y desde los países centroamericanos.

5El proyecto CLCH (Centro Logístico de Ciudad Hidalgo) consiste en un recinto con espacio, infraestructura especializada y conectividad terrestre y ferroviaria eficientes, para concentrar actividades inherentes al manejo de carga y de ruptura de medio de transporte.

6El mercado existente constituye una excelente oportunidad para inversionistas, dueños de carga y operadores logísticos que realizan el traslado de mercancía entre México y los países de Centroamérica, y que utilizan unidades vehiculares con placa centroamericana tanto para operaciones de exportación como de importación. El esquema de operación actual implica incorporar al menos dos modos de transporte en la cadena logística para flujos de carga de exportación e importación. Este tipo de operación requiere la consolidación y desconsolidación de la carga en nuestro país (Ciudad Hidalgo), operación a realizar en los patios del CLCH. A la vez, existe una gran variedad de productos susceptibles de transformación, embalaje y presentación para su despacho hacia mercados internacionales.

La configuración del CLCH (Centro Logístico de Ciudad Hidalgo) permitirá a los usuarios aplicar estrategias de postponement (administración de flujos) y cross docking (preparación de cargas para su distribución sin pasar por almacenamiento). El CLCH (Centro Logístico de Ciudad Hidalgo) será una zona con infraestructura y servicios logísticos especializados para atender la demanda de las empresas transportistas y comercializadoras, así como productoras manufactureras y de almacenamiento.

Específicamente, el CLCH ofrecerá predios urbanizados para la construcción y operación de patios, bodegas y naves industriales en una superficie de 196 hectáreas ubicadas al poniente de Ciudad Hidalgo, a menos de 5 km de la zona urbana y del cruce fronterizo Suchiate II de Ciudad Hidalgo, a 40 km del aeropuerto de Tapachula y a 50 km de Puerto Chiapas. Vinculado a este proyecto, está el de construcción de la terminal multimodal ferroviaria en la misma zona. La infraestructura del CLCH cumplirá con la norma mexicana para la construcción de este tipo de instalaciones y operará con estándares de productividad y servicio de clase mundial.

La oportunidad de inversión en el CLCH consiste en desarrollar la infraestructura básica para alojar empresas de servicios logísticos. Adicionalmente, se requiere inversión para desarrollar infraestructura especializada orientada a satisfacer la demanda de:
  • - Instalaciones para la maniobra de carga/descarga en patios (manipulación y transbordo) y almacenamiento (en naves y patios) para productos en carga seca, sobredimensionada y contenedores.
  • - Áreas e instalaciones para actividades de valor agregado.
  • - Almacenes.
  • - Almacenaje con temperatura controlada.
  • - Áreas para consolidación/desconsolidación de carga.
  • - Servicios de transferencia intermodal.
  • - Operación de estacionamiento temporal para camiones.
  • - Básculas.
  • - Oferta de transporte hacia el puerto o la terminal férrea.
  • - Administración de inventarios.

En cuanto a la Inversión como proveedor de servicios logísticos en el CLCH, el inversionista puede participar ofertando servicios logísticos en las siguientes áreas:

  • Transformación, almacenamiento y distribución de productos de comercio exterior.
  • Aprovisionamiento de insumos.
  • Empaquetado, etiquetado y envasado.
  • Embalaje.
  • Servicios de mantenimiento y reparación.
  • Supervisión medioambiental.
  • Inspección de mercancías.
  • Control de calidad.
  • Postponement.
  • Exhibición.
  • Venta.

Infraestructura

Para apoyar e impulsar el desarrollo de actividades logísticas y de valor agregado dentro del CLCH, se desarrollará infraestructura para apoyo logístico y para actividades de valor agregado:

  • Áreas e instalaciones para transformación, almacenamiento y distribución de mercancías de comercio exterior.
  • Instalaciones de servicios especiales como certificación de mercancías, agencias aduanales y agencias consignatarias, entre otras.
  • Crossdocking

Infraestructura de servicio a los vehículos y accesorios:

  • Estacionamiento de vehículos pesados y ligeros.
  • Estación de servicio de suministro de combustible.
  • Áreas de reparación y mantenimiento de vehículos de autotransporte.
  • Áreas de inspección técnica de vehículos.
  • Centros de lavado de vehículos, contenedores y cajas de tráiler.
  • Reparación de cajas de contenedores.

Equipamiento de seguridad:

  • Equipo de vigilancia y seguridad.
  • Equipo de monitoreo de acceso de personas, vehículos y carga.

Servicios de apoyo comercial:

  • Restaurantes, bancos, áreas de descanso, duchas y otras instalaciones.
  • Tiendas de conveniencia, área comercial y servicios de comunicación.
  • Vigilancia y seguridad.
  • Transporte colectivo y taxis.

Infraestructura básica:

  • Suministro de agua potable e industrial.
  • Energía eléctrica.
  • Drenaje para aguas residuales.
  • Tratamiento de residuos sólidos.
  • Telecomunicaciones por fibra óptica.
  • Red de gas natural.

Áreas administrativas y comerciales:

  • Agencias de transporte.
  • Bancos y servicios financieros.
  • Seguros.
  • Mensajería.
  • Servicios fitosanitarios.
  • Mantenimiento de instalaciones.

Áreas empresariales:

  • Centro empresarial.
  • Locales para oficinas y eventos.
  • Asesoramiento técnico.
  • Servicios médicos.
  • Outsourcing.

Áreas para provisión de insumos:

  • Material de oficina.
  • Abastecimiento de servicios básicos.
  • Mantenimiento de instalaciones.

Esquema de inversión para desarrollar el CLCH:

  • Esquema 100 % privado.
  • Esquemas de coparticipación pública-privada.
  • Establecimiento de alianzas con diversos actores de la cadena logística de carga.

Beneficios esperados:

  • Alta rentabilidad.
  • Participar en uno de los mercados más dinámicos, representado por el comercio exterior de México con Centroamérica.
  • Realizar actividades de alto potencial económico, como lo es el enlace logístico y las actividades de valor agregado para el comercio exterior.
  • Ubicarse en un punto estratégico excepcional para la implementación de estrategias de mega distribución hacia los países de Centroamérica y de la Cuenca del Pacífico.
  • Contar con instalaciones adecuadas para el manejo, transformación, almacenaje y diversos procesos de valor agregado y postponement de mercancías.
  • Excelente conectividad multimodal terrestre, marítima y aérea, lo que permitirá la reducción de costos de traslado de insumos y productos.
  • Aprovechar la derrama económica de las operaciones del lado mexicano.
  • Desarrollo de proyectos de alto impacto económico regional.